sábado, 25 de junio de 2011

15M y sindicatos. ¡Vaya jardin en el que me voy a meter!

Ya sé que esta entrada no va a ser muy popular en el entorno del movimiento 15M del cual me siento parte, así que lo hago con conocimiento de causa y con la sola intención de aportar mi punto de vista, que nadie quiera ver más allá. En los primeros años de la transición los sindicatos celebraban el 1 de mayo por separado. En Málaga se convocaban tres o cuatro manifestaciones ante la perplejidad de los trabajadores. Por aquélla época, unos pocos jóvenes perroflautas salimos a la calle un primero de mayo con carteles en pecho y espalda -ni había ni se las esperaba a las redes sociales- con frases como "Si nos unen los mismos problemas y los mismos intereses ¿quién nos separa?" o "El pueblo unido jamás será vencido" o "Por la unidad entre los sindicatos" y nos fuimos en busca de las cabeceras de las manifestaciones para quedarnos en silencio viendo como pasaban por delante nuestra y leían nuestros mensajes. Hoy quiero hacer algo parecido.

Hay posturas muy viscerales en contra de los sindicatos españoles -curiosamente sí se resalta el sindicalismo en otros países, como el griego, por ejemplo- y, desgraciadamente, HAY razones para la indignación porque los sindicatos han perdido el norte de su verdadera razón de ser y andan nadando entre dos aguas muy peligrosas. Luchas competitivas entre ellos, prebendas, banderitas y poca radicalidad ante los ataques que los trabajadores venimos sufriendo de un tiempo a esta parte; a todo eso le unimos la mala experiencia que algunos pueden tener de ineptos y trepas que utilizan su posición para beneficio propio y ya tenemos el cabreo servido y justificado. No ahorraré en las críticas razonadas y veraces que se puedan hacer a los sindicatos, sobre todo a los mayoritarios, aunque a diferencia de algunos, lo haré desde el dolor.

Dentro del movimiento 15M hay diferentes sensibilidades y afirmamos respetarlas todas; hay también actitudes intolerantes con las cuales se hace muy difícil la discrepancia razonada y enriquecedora. No obstante, me atrevo a poner encima de la mesa este tema para romper una lanza en favor de los sindicatos. No podemos permitirnos el lujo de desprestigiar y barrer al movimiento sindical que es el único que, en cada puesto de trabajo, puede defender a los asalariados frente a la prioridad del beneficio, por encima de las personas, a los que tan fácilmente se atienen los empresarios mediocres; y en este país hay muchos. Imagino la sonrisa que no le cabe en la boca de la patronal cuando asiste a la división entre los trabajadores, nada mejor para sus intereses: unos asalariados divididos y, por tanto, debilitados.

Si tenemos derechos laborales que ahora nos quieren quitar, es porque hubo sindicatos y lucha obrera que pelearon por esos derechos. Ahora, para defenderlos, necesitamos a los sindicatos, o esperáis que las empresas reciban a una delegación del 15M. No podemos ser tan ilusos de pensar que no necesitamos ni a los partidos ni a los sindicatos. Lo que sí necesitamos y debemos de exigir son unos partidos y unos sindicatos absolutamente renovados y que cumplan su función con coherencia en el lugar que les corresponden dentro de la democracia real. Aquéllos, la representación de los ciudadanos haciéndose eco de sus exigencias y éstos, la representación de los trabajadores y la defensa de sus derechos sin más.

Me niego a participar en las campañas que desde antes de la huelga general se vienen sucediendo en todos los medios y que a tanta gente ha seducido. Tirar piedras contra los sindicatos es tirar piedras contra nosotros mismos, es ponérselo muy fácil al capital y debilitarnos hasta la ineficacia. No voy a justificar ninguna de las barbaridades conocidas o por conocer que puedan perpetrar los sindicatos. Sólo digo que todas esas barbaridades nos ha de llevar a la renovación, no a la destrucción. No nos vamos a unir a ellos, de acuerdo, ellos son los que tienen que reflexionar y unirse al movimiento 15M, sin condiciones, sin protagonismos, sin banderas ni beneficios interesados; sé que muchos sindicalistas están participando de la indignación tomando las calles y esos serán los que consigan el cambio desde dentro, se lo tenemos que poner fácil desde fuera, con críticas pero con la mano extendida, porque si los rechazamos visceralmente, estamos rechazando a una parte medular del movimiento de indignaos 15M.

27 comentarios:

CLEARREVOLUTION dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CLEARREVOLUTION dijo...

Totalmente de acuerdo, sólo la Unidad entre todos puede alcanzar la victoria, si estas de acuerdo UNETE a 1800 indignados:
http://clearrevolution.blogspot.com/p/comisiones.html
Y colabora en facebook
http://www.facebook.com/ClearRevolution

Miguel dijo...

Gracias por tu aportación Antonio. Como integrante del 15M y como representante de los trabajadores de la empresa para la que trabajo secundo absolutamente tu punto de vista, como tú, desde el dolor y la esperanza ilusionada.

Anónimo dijo...

Estoy contigo,

Es periodo de reflexión y renovación, de exigir unos partidos políticos y unos sindicatos que hagan aquello para lo que se eligieron y crearon.

Antonio Arjona dijo...

Esto de acuerdo contigo, solo una apreciación: no todos los sindicatos son iguales. Estoy participando desde el principio con 15-M, pertenezco a un sindicato (no voy a decir su nombre, porque no es el debate) no mayoritario, aunque tenemos representación y presencia en todo el país, y que no ha compartido ni comparte estrategias con los 2 mayoritarios y que lucha dia a día por los derechos de los trabajadores, funciona asambleariamente y sus órganos de dirección no son ejecutivos sino que tienen que seguir las líneas de actuación que les marcan sus afiliados. Además, los militantes estamos participando activamente y a nivel personal sin hacer proselitismo de nuestro sindicato dentro del 15-M, por respeto a las reglas marcadas por éste y porque compartimos los planteamientos básicos de este movimiento. Todo lo ocurrido hasta ahora nos agrada e ilusiona, porqué es muy duro la realidad de nuestro día a día sindical ya que se nos trata como terroristas sindicales solamente por reivindicar el papel de los trabajadores ante las decisiones que toman las cúpulas de los mayoritarios que en ningún momento se les tienen en cuenta. Viva el 15-M y por una democracia ya en el mundo sindical.

Antonio Cabello dijo...

Antonio totalmente de acuerdo, cuando hablamos de sindicatos siempre pensamos en los mayoritarios, nos pasa como los partidos. Esos otros sindicatos servirán de referencia a todos y renovarán el movimiento sindical. ¡Ánimo!
Un saludo.

Anónimo dijo...

Los sindicatos tienen que autogestionarse por las cuotas y negarse a recibir ni un duro del Estado. Es la única forma de ser libres. Por otro lado, hay que cambiar la ley de libertad sindical que sólo beneficia a CCOO y UGT, hay que volver a dar legitimidad a las secciones sindicales (a la afiliación real) frente a los comités de empresa que representan el mismo parlamentarismo del Congreso de los Diputados pero en los curros. Secciones sindicales y asamblearismo, por ahí va la solución.

Anónimo dijo...

Que los sindicatos se acerquen a nosotros. Que vuelvan a reivindicar lo justo. Despues ya veremos si convergemos o no. Porque este es un movimiento de INDIGNADOS. Y yo no veo a los sindicatos muy indignados, que digamos...

Anónimo dijo...

Creo que tienes parte de razo, yo pienso que no se critica en ningun momento el sentido ni las bases de los sindicatos, pero no negaras que los sindicatos perdieron el rumbo y no es tarea del 15M integrarlos y reorientarlo, sino que es tarea de los indignados mostrarle igual que a los politicos que los sindicatos que deben de estar de nuestra parte los trabajadores cosa que no me parece que esten. yo creo que el Movimiento 15M tiene que ser una nueva forma de control de los podres publicos, sin pertenecer a ideologia ni a sindicatos ninguno. Es el pueblo que dice Hasta aqui hemos llegado, y son ellos loque tienen que cambiar.

Miguel dijo...

Yo entro a realizar una reflexión desde la militancia activa en unos de los sindicatos mayoritarios, en mi caso la UGT. Todas las organizaciones grandes, y que estan en todos los sectores de la sociedad estan llenos de miles de personas, y entre ellas hay de todo como en toda la sociedad.

Yo he participado en ayuda activa a desempleados, en talleres de busqueda de nuevos empleos, en la lucha por defender la igualdad en los convenios. Como en toda lucha hemos dejado cosas por el camino. Los salarios presentes (entre los que esta el mio) son una mierda, y es imposible plantearse el tema de la vivienda o el del acceso de muchas cosas que deberían de estar al acceso de cualquier persona. En este punto esta la lucha, en la que debemos de coincidir todos, nadie sobra. La gran revolucion social solo de conseguira con la suma de todos, de TODOS. Hay mucho que cambiar, mucho que transformar.

Yo estiendo mi mano para colaborar.

Anonimo Z dijo...

Yo pertenezco a uno de los grandes sindicatos a los que tanto se critica, muchas veces con razón, otras no tanto. Me siento muy orgulloso de ello, por su contribución histórica que hay que saber valorar.
Estoy totalmente de acuerdo con el artículo, creo que ambos grandes sindicatos necesitan urgentemente renovarse y ser más receptivos.
Espero que el 15-M sepa evolucionar y no sea un argumento para dividir a la sociedad.

ofelia morales dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con el escrito de Antonio Caballero.

bart.hert dijo...

la hora de la accion debe comenzar,los miles de españoles deben dirigirse Madrid en grandes columnas desde toda España,tomar la Moncloa ,destituir el gobierno e instaurar varios decretos de urgencia..trabajo,subsidios amnistia hipotecaria, sanidad m..etc.uds mismos

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con el compañero que abre este debate. El papel de los sindicatos no es despreciable, representan a colectivos que están siendo castigados por las medidas económicas y pérdida de derechos.
Por supuesto que tienen que cambiar y que algunas actuaciones ( o su ausencia) son criticables. Pero también estoy seguro que si no existieran habría que inventarlos, eso lo saben muy bien (o lo intuyen) los trabajadores.
Te gradezco el tono del debate sobre los sindicatos, alejado de los chascarrillos de Intereconomía, que también se manejan entre algunos integrantes del 15M. Los sindicatos pueden ser nuestros aliados para algunos retos, pero pretender que el papel de los sindicatos es el de derribar los muros del sistema es no entender el papel del sindicalismo desde los años 30.
Lejos de lo que se cree, los sindicatos no han bajado de las nubes, se legitiman en elecciones sindicales infinitamente más democráticas y límpias que las institucionalñes. Son también organizaciones con un funcionamiento ético razonable, solo hay que ver la ausencia de paseillos de sindicalistas a los juzgados (ya les gustaría esas imñagenes a los falsimedia y a las TDTs). Al contrario de lo que apuntas los tópicos de Intereconomía los sindicatos se financian de manera bastante razoable y equilibrada (http://www.ccoomadrid.es/webmadrid/menu.do?Inicio:206819).
no seamos tan torpes y arrogantes como para aislarnos socialmente de quienes pueden ser apoyos importantes en el futuro.

UTOPIA SOCIALISTA dijo...

Estoy de acuerdo con tu escrito. Pertenezco a uno de los grandes sindicatos y soy delegado en mi comité de empresa. Sin la presencia sindical en las empresas el trabajo entraria en una devaluación y precarización en picado. Los sindicatos son los trabajadores que han conseguido con su lucha los derechos laborales. Ahora tenemos que resistir y lanzar la utopia para la nueva sociedad. Tenemos que escuchar, hacer autocritica y revarnos. Hay situaciones urgentes que necesitan nuestra intervencion decidida, unitaria y contundente.

lunfardo dijo...

Sorprendentemente, acusamos a los sindicatos de abandonar posturas reivindicativas y cuando las han mantenido, hemos tolerado que se les atacase sistematicamente.
La representación de los sindicatos en los centros de trabajo es fundamental y democratica.
Que los sindicatos deben dejar de estar encerrados en si mismos, es cierto, pero nadie va a negar que cuanto más nos alejemos de ellos mas dificil lo vamos a tener todos.
Durante mucho tiempio han sido el último pilar al que agarrarnos y ahora pretendemos desecharlos con arrogancia, sin darnos cuenta que esto refuerza las posiciones de quien no quiere una clase obrera organizada.
Yo me niego a hacerle el trabajo sucio al neoliberalismo.

Rafael dijo...

Hace unos días que había redactado este largo escrito y me agrada enormemente ver que no soy el único que piensa justo lo que leo en su texto de una forma más sintética de lo que yo había escrito. (sin bien yo no prentedí ser sintético en mi texto).
Suscribo sus palabras y, a continuación expongo mi extenso pensamiento al hilo de su apreciacion sobre el 15M y el sindicalismo:

Desde esta posibilidad que tengo de expresión quiero agradecer a los sindicatos lo bueno realizado hasta la fecha, pero… recriminar lo mucho malo que han hecho, y que ha provocado que, unido a más cosas, estemos como estamos.
Lo siento, pero a fecha del 15M de 2011… no mentimos si decimos que los sindicatos no son trigo limpio y que no queremos que nadie nos identifique con ellos. (Limpien el trigo que tengan picado, que no es todo, y diremos entonces que sí sois trigo limpio)
Siento su fastidio de quienes creen que atacamos “contra” los sindicatos, cuando 15M es totalmente pacífico y en todo caso lo que hace es “moverse a favor” de un sindicalismo que deje ya sus banderas y coja la del 15M como veo en muchos sindicalistas que es lo que han hecho y si alguien de algún sindicato se indigna le animo a que su “indignación” la una a la nuestra y trabajemos juntos para que lo sindicatos no convoquen más huelgas como la del 29S sólo para hacer demostraciones de poder que quizás la mayoría de personas trabajadoras no creíamos tan necesaria, cuando lo que deberían haber convocado era a masivas concentraciones para leer literalmente los párrafos de la reforma Laboral y haberla explicado sin mentir en las exposiciones, y si creen que habría gente que no entendería algunos términos del texto legal, pues que previamente hubieran hecho otra convocatoria a profesionales de la formación para adaptar las expresiones a textos más “populares” y con estricta coincidencia con la realidad, y… no manipular a la opinión pública diciendo verdades “a medias” (a eso en mi pueblo se le llama “mentir”), diciendo directamente mentiras, y provocando una agitación social que ya colmaba nuestra paciencia.
Decir, como dicen algunas personas que no se pude culpar de nada a los sindicatos porque “los sindicatos no legislan”… es desconocimiento de las artimañas que usan los sindicatos, porque… ¿Qué me dicen de la Tarjeta Profesional de la Construcción donde, menos mal, que el Tribunal Superior de Justicia ha dejado claro que es totalmente ilegal exigirla como acreditación de profesionalidad porque para eso ya están las titulaciones oficiales que regula el estado? Aun así… siguen diciendo que es “obligatoria” y siguen sacándole los cuartos a la gente con el cuento de que así garantizan la profesionalidad del personal y contribuyen a la disminución del desempleo, a combatir la precariedad laboral y a mejorar la formación… ¿Alguien ha visto resultados de ese tipo a pesar de los cientos de millones de euros que pasan por sus manos destinados a darle cuerpo a esas palabras?
Por favor… en el 15M antes de hablar nos preparamos bién los tema y sólo hablamos de lo que sabemos, y tenemos limpia la cara para poder decir y hablar públicamente, en las plazas, sin paredes que nos separen o nos oculten de las miradas ni de los oídos de nadie y alabar a sindicatos que, actualmente, para una que hacen bién… hacen un ciento mal,… no me parece.
Los sindicatos forma parte de la vida política (son ellos quienes se erigen como negociadores e interlocutores en nuestro nombre con los políticos) y viven al margen de la gente. No sé en qué se basan hoy por hoy la gente para dudarlo y, por tanto, son compinches de lo que hay y de lo que está pasando.

Rafael dijo...

La representación sindical que sale de los centros de trabajo es vox populi que no es real y que es un autoengaño general el sentirse representantes de nadie cuando no suele haber consenso entre el representante sindical y la masa laboral, y cuando incluso se evidencia públicamente que un sindicato y otro tampoco actúan ni piensan igual, así que si no hay una idea clara ni común sobre las formas y actuaciones de la representación de una masa laboral que (es mi sentir) si se hiciera un referéndum votarían mayoritariamente que, al menos, este tipo de sindicatos… no los queremos.
Hay personas aún muy perdidas en el tema sindical, eh. Hay que irse a alguna de las plazas donde se reúnen las asambleas del 15M e irse a dar una vuelta por las empresas y tomar apuntes de la realidad laboral del momento actual, porque es que mezclar ideas sindicalistas de los 60 con movimientos populares de hoy… lleva a conclusiones que están desconectadas de la realidad.
Se dice que el 15M tiene en algunos aspectos tintes “antisindicales”… pero vuelvo a invitar a las plazas y a las empresas, para ver que no queremos hacer daño a nadie, queremos curar, queremos que el daño que están haciendo los sindicatos se pare, de la forma que sea, no tenemos especial interés en que desaparezcan, pero sí tenemos prioridad en que dejen de hacer daño, y ya que se pone tan dolidas algunas personas por los comentarios sobre el sindicalismo actual en el país… a nosotros también nos duele que algunos sindicalistas y afines a éstos aprovechen los medios para desacreditarnos con el desparpajo que lo hacen algunos, con una soltura y alegría, con una irresponsabilidad,… sin haberse parado a oír y sentir largamente y sin prisas, sin condiciones previas, sin prejuicios,… lo que queremos y defendemos las personas indignadas del 15M, porque claro que lo que defendemos desde el 15M también lo defienden los sindicatos, pero oiga… también lo defiende ahora Rubalcaba y lo defiende Rajoy y lo defiende cualquiera… pero…¿Somos entonces afines a estos grupos sociales? No, a ninguno.
En grupos de un lado o de otro (de izquierdas o de derechas) hay grupos de personas que proclaman, además, algunas cosas que con bonitas palabras son ideas radicales, aunque lo dicen de una forma muy sutil... porque han estado en colegios “finos”… y, por eso, no nos identificamos con estos grupos.
Convendrá conmigo quien lea ésto, sea de la ideología que sea… que hay ideologías disfrazas de democráticas que acabarían destinando a mano de obra a toda persona que no sea de “su clase”, y esos tienen a un señor con barbas que los lidera.
Y también conocerá que hay ideologías que pondrían a echar currículos por ahí a un tal Juan Carlos y que una tal Sofía se apunte a cursos de los del SAE a ver si después le buscan un empleo también.
¿Y sabe una cosa? Si le preguntáramos a cualquiera de estas personas con ideas distintas si defienden la precariedad laboral… todos dirían que no, que están en contra de la precariedad laboral, y si le preguntáramos si quieren mantener un país con 5 millones de personas en paro… todos dirían que no, que están por el empleo, y si le preguntáramos si están por el uso razonable de los recursos naturales para mantener un desarrollo sostenible de las poblaciones…. Todos dirían que sí (aunque aquí habría matices dependiendo de lo que diga el primo de Rajoy).
El 15M no divide a la sociedad por apellidos, ni por color, ni por lengua, ni por sexo, ni por apariencias,… punto uno de diferencia con todo los demás grupos (que lo dicen pero… a la vista está que no lo hacen)
El 15M sí está actuando contra la precariedad laboral, el desempleo, y todas esas bonitas palabras que muchos grupos sociales lucen en sus propagandas pero… a la vista está que sólo las usan para justificarse y seguir cobrando de los fondos sociales. Punto dos que nos diferencia.

Rafael dijo...

En mi opinión no lo han hecho ya porque la soberbia de la senectud les puede y quieren ser ellos quienes lideren y consigan los avances sociales que todos deseamos, quieren seguir cobrando sus salarios y llevándose nuestros dineros justificando que son quienes nos protegen de la opresión de la derecha empresarial capitalista… ¡Venga ya! Que hay millones de empresas donde sus dirigentes son de izquierdas y millones de trabajadores que van a votar a la derecha… y mantener el vínculo de “empresario=explotador” está haciendo mucho daño a los estudiantes con capacidad y formación que, sin querer explotar a nadie, intentan desarrollar sus ideas de negocio y, una vez que pasan a ser parte del empresariado del país… ya están bajo sospecha y acribillados a insultos ¿Se va viendo más claro por qué no vamos por la misma senda que los sindicatos y por qué decimos que están alejados de la realidad?
Y ya que hay mucha cabeza pensante que se está tomando tiempo en escribir sobre el 15M y está haciendo llamamientos desde sus textos a la “comprensión” y a “darle tiempo al tiempo” diciendo que es que esto del 15M es ”un movimiento joven”… pues decir que… no necesitamos comprensión, porque tenemos preparación y consciencia suficiente como para saber que tenemos razón y que es quien aún no esté participando del 15M quien debe tomarse un tiempo de reflexión y comprender que pedir a voces que impere la cordura y que sólo se mire al objetivo del desarrollo sostenible de las poblaciones teniendo en cuenta en todo momento a las personas y al medioambiente, es la única opción que existe en la existencia de la humanidad.
Hay que dedicar tiempo a conocer más en detalle la actualidad de las empresas hoy para poder valorar el papel innecesario de los sindicatos hoy y hay que conocer más en detalle las actuaciones de los sindicatos para valorar las atrocidades que se hacen, y a quien lea este comentario mío y forme parte del 15M pues soy yo quien le pide comprensión sobre quien aún no ha tenido posibilidades o capacidad para identificarse con un movimiento que tiene un enorme potencial y unas enormes diferencias de concepto, de ideas, de formas y de todo… con cualquier grupo social o con cualquier movimiento social anterior (y si alguien saca a relucir cosas de los pensamientos y movimientos de los griegos y los romanos, de los persas y los fenicios, díganle que no vienen al caso en este momento y que tantas personas expertas en historia y sociología como hay… lo que tienen es que abrir los ojos y dejar de despistar a la opinión pública con historias remotas que también están distanciadas de la sociedad y con las que, por tanto, tampoco nos identificamos).
Aquí tienen ustedes su sitio para cuando quiera venir a compartir con 15M lo que quiera, lo que le indigne,… y si le indignamos nosotros, también. Su indignación la haremos nuestra e intentaremos resolvérsela. Aunque, como todo tipo de ayuda… o viene con la mente abierta y dispuesto a ser ayudado… o no podremos hacer nada por usted y su indignación.
Y no nos llame como leo por ahí “miopes” ni “sectarios”, basándose en unas afirmaciones hechas desde el desconocimiento, ni digan que “demonizamos a todos los políticos”, “a los sindicatos”, o que nos creemos “los únicos poseedores de la razón” y con capacidad “dar bulas o excomulgar” … ¿Quién le ha dicho a usted todo esto que escribe, hombre?
¿Bulas y excomulgaciones? Si el 15M no usa terminologías religiosas…
¿Demonizar? Si ya le digo que no gastamos de esos términos de sectas, grupos oscuros,…
¿A todos los políticos? Ni mucho menos, hombre, ni muchísimo menos.

Rafael dijo...

Decimos que las formas de actuar de las personas que están hoy por hoy en los entramados políticos… no están dando resultados. En gran parte porque hay quienes ocupan puestos para los que no están preparados (O que me digan a mí que Rajoy por tener la carrera de derecho y años reclamando la dimisión de Zapatero, sabe de economía ni de medioambiente, que por eso se guía por su primo, o de desempleo,… y que sirve para gobernar) porque hay puestos que no están bién diseñados y tienes atribuciones que no les corresponderían, porque hay quienes no permiten que personas de valía y cualificación lleguen a estar en los puestos donde su potencial y sus capacidades sean aprovechadas, y con esto que digo, tampoco estoy descubriendo algo nuevo, esto es público y notorio, y hasta ahora era consentido y esperábamos que poco a poco esto fuera cambiando, pero… visto que no… aquí que estamos para poner orden a tal despropósito. Como el 15M son muchas personas, de muchas edades, de muchas ideas,… no puede hacerse tal vez un resumen fácil… y no puede cerrarse ningún escrito sobre 15M con un párrafo de conclusiones por mucho que se pretenda… y menos cuando no se tienen pocos conocimientos de los temas que abarca 15M o cuando ideas preconcebidas impiden ver más allá. Y 15M no mira con ojos del pasado, mira con ojos de presente y de futuro, reclamando y dispuesto a trabajar por un presente de calidad que ofrezca a nuestras generaciones venideras un futuro de calidad.
Entre las personas que formamos el movimiento del 15M, hay persona que ya estábamos ahí, yo ya me manifestaba contra las injusticias de hace 20 años, yo ya me sentaba en las mesas de debate y hablaba en la radio, escribía en los periódicos,… hace 20 años, y hace 20 años que me siento en mesas sindicalistas, patronales, políticas,… con personas cuyos nombres suenan habitualmente en los medios por su relevancia, y siempre que voy con una reclamación las llevo asociadas unas propuestas de soluciones viables y honradas, y, hasta la fecha, siempre ha habido la misma actitud de mucho interés en adueñarse de cuanta información documentada pudiera aportarles y ya, si acaso, ponerlas en marcha pero bajo sus banderas. ¡Y así no podemos seguir! Los protagonistas de la historia, en adelante, no serán ni los socialistas, ni los comunistas, ni los populares, ni los sindicalistas, ni los banqueros, ni Zapatero, ni Rajoy, ni Rubalcaba, ni nadie en sí, porque ahora los protagonistas de la historia y del desarrollo somos todos, somos la ciudadanía, y los ayuntamientos, los gobiernos, serán lo que deben ser: quienes articulen el desarrollo sostenible que la humanidad está obligada a conseguir.
El 15M, muchas personas que sufríamos en silencio el daño que “los malos” están haciendo al país y que nos sentimos con la obligación ética y moral de hacer algo para evitar más daño, dijimos: ¡Basta ya! y si durante años por mil motivos habíamos accedido a confiar en que los grupos políticos, sindicales, patronales, fundaciones, ONG, iglesia,… y demás… harían las cosas con responsabilidad y que podíamos estar tranquilos de que nada malo podría ocurrir, ya hemos visto que nos hemos equivocado, que hemos confiado demasiado y que “los malos” se han metido en esos grupos sociales y nos han fastidiado “el sistema”.
Aun así, el 15M no acumula “rencor”, sino “indignación” y, por tanto, no dedicamos tiempo a reproches personales unos a otros dependiendo de si nuestros abuelos eran del bando tal o cual, sino a reproches por ejemplo como el de que por qué usan los sindicatos y algunos partidos políticos la expresión “recortes sociales” cuando irremediablemente no hay más camino que el de la contención del gasto (recorte de gasto)… y la optimización de los recursos…
Es que aún hace unos días Toxo (de CCOO) pedía un aumento del dinero que reciben los sindicatos porque si no, dice que no podrán poner en marcha sus planes contra el desempleo. ¿Es que se puede tener más cara dura?

Rafael dijo...

Todos conocemos a personas que con 30 son capaces de hacer lo mismo que otras persona con 50 ¿Cierto? Pues si hay quien dice a la opinión pública que gastar 30 es “recorte social”… o miente intencionadamente y no sabemos su intención al mentir cual es… y eso a la gente (al 15M) le preocupa y le indigna… o asume/consiente que debemos seguir manteniendo en los puestos de gestión a personas de las que necesitan 50 para hacer lo que algunos podríamos hacer con 30… y eso a la gente (al 15M) le preocupa y le indigna.
A la gente lo no le preocupa el concepto de que haya menos millones de euros para prestaciones sociales… le preocupa tener menos prestaciones sociales, punto y pelota (como suele decirse) y de nada les sirve saber si se destinan más o menos millones. Y hace daño a la sociedad el que algunas personas (las que identifico como “los malos”) quieran meternos en la cabeza que menos gasto es igual a menos prestaciones sociales. Cuando es ¡Una mentira!
Déjenme sólo el 10% de lo que reciben los sindicatos y verá lo que se puede hacer en 6 meses… Le iban a faltar horas del día a Rajoy y sus secuaces para salir en los medios intentando desacreditarme, a Rubalcaba para anotarse el tanto, los sindicatos vería cómo se movilizaban para anularme y la patronal para intentar boicotearme, muchas Fundaciones se reunirse en cónclave para formar grupos secretos de reacción ante el tambaleo de sus pilares y así así… habría miles de “grupos” sociales que malgastan dineros públicos en cosas nada provechosas para el conjunto de la sociedad. Ah, y como mi madre me enseñó de pequeño… cuando acabe… del dinero que sobre… que no se preocupe nadie que lo devuelvo para que sirva para otra cosa que haga falta.
Me he extendido con la intención de acreditar en lo posible porqué es un error pensar que sería bueno que nos aliáramos con los sindicatos cuando deberían ser los sindicatos quienes reorientaran sus caminos y bajaran sus aires de innecesario protagonismo, dejar ya sus pancartas de colores, y participar en este movimiento donde un día hablaremos de que “antiguamente… había unos grupos llamados sindicatos que luchaban ellos solos por los problemas de una parte de la sociedad de su época y que el 15M de 2011… vieron que era el momento de dar por conseguidas sus reivindicaciones de partida, de sentirse orgullosos de lo alcanzado y que sería formando parte de un grupo social mucho mayor y de aspiraciones mucho mayores donde estaba la vía en la que seguir desarrollando su responsabilidad social activa”.
Decir como leo por ahí que el 15M necesita madurez, flexibilidad y alianzas,… para que nos “unamos a” es no saber nada del 15M, porque vuelvo a decir que 15M “no se une a ningún grupo” ni a ninguna sigla… en 15M no tenemos bandera de colores ni símbolos, solo una fecha, la del 15M, como identificación de la fecha en la que dio comienzo “una nueva era”.
Ya se ha acabado el tiempo, ya se ha llegado al límite de aguante, y ya no sirven más esas excusa de “esperaos que es que no nos ha dado tiempo”… o “esperaos que es que eso justamente es lo que se iba a hacer ahora”… y ni mucho menos la de “espera, espera,… que es que no me habías dado dinero suficiente”… ya no tragamos más por ahí. Ya ha habido tiempo de más para que socialistas, populares, comunistas, sindicalistas, banqueros y etcétera hayan demostrado que miran por el desarrollo general de los pueblos y visto lo visto… sólo se han comido el dinero y los recursos de los pueblos y están viviendo a lo grande a costa del empobrecimiento generalizado de la mayoría de la población.
Ya no hay más prórroga, ahora toca que recojan sus cosas, que vayan poco a poco cada cual en su interior reconociendo sus equivocaciones y malos actos, y se vengan a las plazas (donde actualmente se celebran las asambleas del 15M) a sabiendas de que no vamos a apedrear ni señalar a nadie, y empiecen a trabajar sobre un plan distinto.

Rafael dijo...

Espero que no haya mucha testarudez en la ciudadanía y que por no dar su brazo a torcer prefieren que nos equivoquemos aun a sabiendas de que lo que pedimos es todo y sólo “cosas buenas” para el conjunto de la sociedad. Espero que podemos convencer a sindicalistas y miembros de otros grupos de representación social… que dicen que o a su forma o no hay trato, porque… ni siquiera nos planteamos “tratar” con nadie si por tratar se entiende el “hacer o dar a cambio de”…, porque en el 15M promovemos “el desarrollo sostenible” y eso… no es negociable.
Son los grupos sindicales, políticos, económicos, religiosos, fundaciones,… y demás grupos que representan sólo a pequeñas partes de la población agrupadas por “unos intereses” que sólo son “comunes a sus grupos” quienes han de demostrar ahora su madurez, flexibilidad y honradez… para abandonar su individualismos, sus colores, sus símbolos, sus identificaciones corporativas, y decir “vale, de acuerdo, aquí estamos, y puesto que todos pedimos lo mismo… ¿Por dónde empezamos a trabajar para sacar esto pa’lante?”
Esperemos que se entienda que contra el 15M no caben los ataques, que el 15M no es cuestionable, y que con el 15M sólo cabe la participación en él, porque quedarse fuera del movimiento 15M es decir: No quiero el bién común, no quiero cuidar el medioambiente, no quiero mirar mas que por mis propios intereses, quiero mi enriquecimiento aun a costa del empobrecimiento de los demás,…
CCOO, UGT, CEOC, PSOE, PP, IU, Banesto, BBVA,… etc etc… ¿No quieren el bién común, no quieren se cuide el medioambiente, miran sólo por sus propios intereses y el enriquecimiento de unas cuantas personas aun a costa del empobrecimiento de otras,… ?.
Que definan sus posturas claramente y así no habrá lugar a especulaciones, y si sus posturas coinciden con las nuestras… pues… mira que bién, todos al 15M y ¡A por el futuro!
Toxo achaca la crisis a "un giro de la política europea"... ¡¡¡Habrase visto qué desfachatez!!!

“La crisis no es primero financiera y luego social como dice Toxo... la crisis ha sido primero "social" y después... "financiera"... y de lo que la sociedad ha hecho mal... parte de culpa la tienen grupos de representantes sociales y de estos "pastores" sociales que necesitan rebaños grandes de personas aborregadas para seguir manteniéndose ahí, justificando la necesaria existencia de un pastor sindical que guíe y mire por el rebaño laboral.

Su problema, señor Toxo y demás del estilo, es que desde el 15M de 2011, tienen un problema: Que hay borregos que han procurado para sus hijos el que alcancen un nivel de conocimiento suficiente como para no ser parte del rebaño de nadie, y ahora los borreguitos usan la cabeza para pensar no para embestir y usan las manos para escribir además de para currar, y como ya tenemos edad de tener descendencia… pues vamos a usar nuestras capacidades para no dejar el futuro en manos de ninguna ganadería, vamos procurarles un futuro verde en el que vivir sin yugos ni pastores, y vamos a educar a nuestras generaciones venideras en la responsabilidad de conseguir y mantener el desarrollo sostenible por el que vamos trabajar de ahora en adelante a pesar de quien lo quiera impedir.

Creo que cualquier persona socialmente responsable y honrada agradece y reconoce el esfuerzo y los logros sindicales, pero... ¡Ya está bien! Que el país, ya no puede más y los sindicatos estáis asfixiando el desarrollo con ese afán de protagonismo que os mueve y destináis más dinero y esfuerzo a haceros los imprescindibles que a solucionar las cosas. Vais poco más que a lo vuestro y alejados cada día más de las reales y actuales necesidades sociales, y queréis que os sigamos como si de una religión más se tratara…, queréis que os sigamos… guiados únicamente por la fé en que sabéis a dónde llevarnos, a una “tierra prometida” donde todo sería fantástico y maravilloso ya que sería la honradez y solidaridad que proclamáis… la que manejaría el dinero del estado, los impuestos, las empresas y el empleo…

Rafael dijo...

Se estaba debatiendo en los medios de comunicación estos días pasados de si la dictadura franquista era “autoritaria” o “totalitaria”… y… ¿No es “totalitarismo” lo que pretendéis? Le recuerdo que “totalitarismo” es: Ejercer una fuerte intervención en todos los órdenes de la vida nacional, queriendo concentrar poderes estatales en manos de un sólo grupo, sin permitir la actuación de otros.
Justo lo que intentáis hacer con otros sindicatos, justo lo que intentáis hacer con el dinero que se destina a formación, también os metéis a intervenir en asuntos de impuestos, pensiones, educación, sanidad, gestión de empleo, financiación, fiscalidad,…
¿No es “autoritarismo” lo que pretendéis? Desacreditáis a cualquier iniciativa que surja fuera de vuestras filas para erigiros como únicos representantes con autoridad para debatir con el gobierno… e, internamente, se hace lo que “digan” las cúpulas sindicales ¿O no?

Seguramente no haya maldad en lo que quieren hacer los sindicatos, pero… no por eso os podemos seguir dejando que hagáis lo que os vaya pareciendo, porque… os alimentáis del dinero público y cada día que sigamos permitiéndoos seguir… más difícil tenemos el salir de esta situación en la que estamos la mayoría. Así que no se preocupen, que no le apedrearemos por las calles por el daño que nos han hecho los sindicatos, daremos más valor a lo bueno que también habéis hecho y daremos por supuesto que lo malo que hacéis es sin querer, pero… ¡Ya no más! ¡Ya está bién! Ahora ya no podemos seguirnos permitiendo alimentar con nuestro dinero a grupos sociales nada eficientes, y no se trata de daros aún más dinero ni más poder, se trata de que dejéis de empecinaros en hacer las cosas a vuestro modo y que suméis vuestras manos (no vuestras siglas) al movimiento 15M y contribuyáis así a que la población se pueda desarrollar y crecer.

Gracias por vuestro esfuerzo hasta ahora, os pondremos una calle en cada pueblo en honor a los años de historia en los que algunas cosas habéis hecho bién, pero ahora toca caminar de otra forma y los sindicatos, tal como estáis y actuáis ahora… no sois “la salvación”, lo siento señor Toxo, señor Méndez,… echaos a un lado y dejad paso al desarrollo y no os preocupéis, que en este desarrollo cabéis vosotros, eso sí, siempre que participéis como “personas”, no como “sindicato”. Sé que psicológicamente cuesta, pero… en el 15M tenemos personas con estudios de psicología para poderos atender en vuestro problema mental interno y para ayudaros a romper las barreras psicológicas que os impiden sentir alegría y orgullo de que os tomemos el relevo.

Sentíos orgullosos de vuestra aportación al desarrollo, pero… ya pasó el tiempo de “vuestras” reivindicaciones sindicales y ahora toca el tiempo del trabajo social conjunto, del trabajo sin pancartas ni banderas, del compromiso global solidario,… de unas formas y unas actitudes que no conocéis y que no podemos permitirnos el lujo de esperar más tiempo a que aprendáis y asumáis, primero porque eso os llevaría años y el tiempo pasa y no podemos dejarnos ir el bien más preciado por irrecuperable: El tiempo, la vida,… esperando a que lleguéis a eso, y mucho menos cuando os empeñáis justo en manteneros fieles a unas formas y actitudes manidas, anticuadas, alejadas de la realidad actual,… como cabezonería de mantener unos “principios” que os tienen prisioneros para poder evolucionar…, y segundo porque hay gente que ya hemos alcanzado el punto de conocimiento, experiencia, actitud y capacidad necesaria como para tomar el relevo y la responsabilidad de mover y promover el desarrollo común con unas formas y unos métodos más efectivos.

Rafaeldel15M@gmail.com dijo...

Como en otros artículos he dicho: si los sindicalistas queréis el desarrollo común solidario de los pueblos… dejad las sedes sindicalistas y veníos a las plazas del 15M, si como decís, también estáis indignados con la situación actual… veníos a las plazas del 15M, si tanto decís que queréis hacer y que podéis hacer por el beneficio de la sociedad en su conjunto… veníos a las plazas del 15M, pero eso sí, para que no os pase lo que ya os ha pasado en alguna plaza… no vengáis reivindicando cuestiones sindicales, ni reclamando o intentándonos convencer de la adhesión del 15M a “vuestras” reivindicaciones, ni vengáis con las C ni las O ni las U las G o las T, porque el 15M no tiene reivindicaciones contra el empresariado, ni contra el gobierno, ni contra nada de nada, sino reivindicaciones “a favor” del desarrollo general, y eso incluye a la masa laboral, a la masa empresarial –que por otro lado es quien da trabajo a la masa laboral– , a la masa gubernamental, política, sindical… y, en definitiva, a favor del desarrollo sostenible que tenga en todo momento presente a las personas y al medioambiente.

Siéntanse orgullosos de haber sido precursores en promover la acción social y no se sientan fracasados o abandonados si ahora somos otros quienes actuamos y decidimos.

Es como el caso de esos padres que sólo por haberle dado la vida y los sacrificios hechos para educarlos y criarlos… quieren ser quienes hasta su muerte sigan marcándoles la vida… y pasan de ser quienes favorecen tu desarrollo a quienes lastran la que llegado un punto… ahora ya es “tu vida” y no “la suya”, así que “papá…, mamá…” gracias por el esfuerzo que habéis hecho por educarnos y enseñarnos a reclamar y trabajar por lo que es justo, pero ahora, dejadnos seguir adelante. El pasado ha sido vuestro, el presente lo queremos compartir con vosotros en feliz armonía, y el futuro es nuestra responsabilidad, así que dejad que os demostremos lo bién que nos habéis enseñado, que os mostremos todo lo que por nuestra cuenta hemos aprendido, y empezad a sentíos orgullosos de nosotros, de vuestros pequeños que ya, aunque os cueste asumirlo, hemos crecido. Y nada… como a todo padre y madre… os tocará estar ahí para echar una mano en caso de apuro, claro que sí, como así lo haremos nosotros con nuestros hijos y nuestras hijas y como así deberá ser generación tras generación. Y no penséis que os vamos a abandonar y dejaos a vuestra suerte… porque os estamos diciendo que os vengáis a las plazas, que no sobráis en nuestras vidas, que no sobráis en nuestro futuro, pero claro… si venís que sea para aportar al futuro, no para andar continuamente recordando el pasado, por favor. Y venid sabiendo y asumiendo que ahora ya no hay individualismos ni partidismos ni reivindicaciones sociales de grupos algunos ni protagonismos ni banderas ni colores ni emblemas, sólo una fecha: 15M. Nos encantará escucharos y aprender, pero no vamos a dedicarnos sólo a eso, porque ya estáis viendo cómo está el tema y corre prisa salir del lío en el que nos habéis metido entre unos y otros con, entre otras cosas, también vuestros excesos.

Seguro que en las plazas sois bienvenidos si venís con mentes abiertas, y disposición a empujar hacia adelante y no para evitar el movimiento o para tirar hacia los lados diciendo que hay que ir por el carril de la izquierda porque por el de la derecha hay unos “malos” que nos harán caer en una trampa y nos usarán como esclavos. El tren que el 15M ha puesto en marcha es enorme, tanto de largo como de ancho como de alto, para que nadie que se quiera subir se quede sin asiento o tenga que esperar a un próximo tren que a saber cuándo pasará… y sólo ha trazado una vía, no hay vía izquierda ni vía derecha, hay una. Una vía, un tren, un día de salida que fue el 15M de 2011 y una estación de llegada que se llama “desarrollo sostenible”.

¡Pasajeros al tren!

Rafael dijo...

Lo siento si he atorado el blog, pero... LA INDIGNACIÓN, y la emoción al leer las palabras de Antonio cabello, me han podido y quería y necesitaba expresarme y compartir esto con más gente.

Pido comprensión a quien piense que me he pasado de largo con tanto escrito.

Un cordial saludo.

rafaeldel15m@gmail.com

Antonio Cabello dijo...

Rafael gracias por compartir tus reflexiones, me alegro de que este humilde sitio sirva para compartir ideas, iniciativas y acciones.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Viva la C.N.T.